FANDOM


Images

Madara en vida

Fue unos de los fundadores de Konoha, el Uchiha más poderoso de la historia y el segundo más poderoso de su época sobrepasado por el primer Hokage, Hashirama Senju.

Historia Editar

Cuando era niño, Madara se encontró con Hashirama Senju por primera vez en un río, cuando Madara estaba intentando lanzar una piedra hasta la otra orilla del río. Rápidamente Hashirama lanza una piedra la cual llega hasta la otra orilla del río lo que molesto a Madara, Hashirama le dijo que desde ese momento él sería su rival lanzando rocas sobre el agua. Madara un poco enfadado le vuelve a preguntar quien es, le dice que su nombre es Hashirama pero que no puede decirle su apellido, se sorprende cuando Madara enojado por no poder llegar la piedra hasta la orilla le reprocha por haberse quedado atrás suyo a propósito para hacerle fallar, Hashirama se disculpa con Madara, este le pide que no tiene por que ponerse triste ya que solo era una excusa y le reprocha por tener unos síntomas tan subjetivos, Hashirama se burla de él ya que puede lanzar piedras mejor que él. Madara se vuelve a molestar con él y le dice que lo lanzara al rió, Hashirama se vuelve a deprimir y le dice que esta bien, que lo lanzara al otro lado, Madara mas enojado aun le grita que se vaya, pero lo detiene cuando se esta por ir. Ambos ven un cadáver flotando en el rió, perteneciente a un ninja del clan Hagoromo, Hashirama se apresura a revisarlo le advierte a Madara que fuera a casa ya que la guerra estaba cerca, él se dispone a marcharse pero antes Madara le revela su nombre y comenta como es una regla ninja no revelar su apellido.

Madara se vuelve a encontrar con Hashirama en la orilla del rió, quien al verlo entristecido le pregunta por que se siente así, este varias veces trata de evitar decírselo pero no es hasta que Madara se enfada que se lo dice, Madara se sorprende al saber sobre la muerte del hermano pequeño de Hashirama. Madara se entristece y vuelve a tomar una piedra, y le explica que al ser niños pueden morir en cualquier momento, pero hay una forma de evitar ese destino, revelando sus verdaderos sentimientos al enemigo sin ocultar nada y convertirse en aliados, pero que eso es algo imposible ya que no es posible ver lo que las personas sienten en verdad en su interior y lanza la piedra al rió. Hashirama le pregunta si eso es en verdad imposible, la piedra llega hasta la otra orilla, Madara le comenta que no lo sabe, pero que siempre ha ido allí con la esperanza de que haya un modo y que esa vez parece ser que había uno, mientras ambos se quedan mirando el rió. Madara y su hermano como Lideres del Clan Uchiha.

Madara entrenó día a día con Hashirama para hacerse mucho mas fuerte, pero Hashirama siempre le ganaba en la lucha. Un día subieron a la cima de una montaña.





Años después, el Clan Uchiha constantemente se enfrento con el Clan Senju igualmente poderoso. Para poner fin a la lucha constante, el líder de los Senju, Hashirama Senju, se acercó al Clan Uchiha con una ofrenda de paz. Aunque Madara no quería la paz con los Senju, el resto del Clan Uchiha querían poner fin a los combates, y Madara no tenía más remedio que estar de acuerdo con su decisión. Los Senju y Uchiha, y todos los clanes que habían conquistado se unieron para formar la Aldea Oculta de la Hoja. Contra los deseos de Madara, los habitantes del pueblo eligieron como Primer Hokage a Hashirama. Durante la época en que era un ninja de Konoha, Madara viajo a Iwagakure y se acerco a un joven Ōnoki acompañado del Tsuchikage de ese momento y su tutor, Mū, donde se les informó que a pesar de la alianza que había hecho con Iwagakure, que su pueblo iba a permanecer en el poder dominante y que a partir de ese momento, ellos obedecían a Konoha. Más tarde, Madara luchó y derrotó a ellos cuando lo contrató en la batalla. La batalla entre Madara y Hashirama.

Madara vivió muchos años hasta aproximadamente la finalización de la Tercera Guerra Mundial Shinobi, aunque con un cuerpo ya muy desgastado, y que mantenerse con vida se vio obligado a utilizar la Estatua Demoníaca del Camino Exterior como un sistema de soporte de vida, conectada a un Árbol con los Genes de Hashirama, de este modo la Estatua constantemente suministraba chakra a Madara, o de lo contrario moriría inmediatamente. Durante esta Guerra encontró al joven y prácticamente muerto Obito Uchiha, y comenzó un aparentemente largo proceso de curación. Madara luego le ordena al Zetsu Blanco y un clon espiral de Zetsu la tarea de custodiar a Obito y ayudarlo con su rehabilitación, por lo que podría ser útil para él en el momento en que se despertó. Después de que Obito volvió a él como lo había predicho, ahora seguro que Obito era sincero con Madara, lo llevó a un mundo ilusorio y le contó sobre el Sabio de los Seis Caminos y la Bestia de Diez Colas. Luego paso a enseñarle varios Kinjutsus Uchiha, los del Rinnegan y el Elemento Yin-Yang. Antes de parar, Madara también creó al Zetsu Negro vertiendo su voluntad al Zetsu Blanco, con eso Madara se desconecta de la estatua y con su último aliento le dijo a Obito que cumpliera su voluntad. Cuando finalmente Madara murió años mas tarde Obito bajo la identidad del Enmascarado "Tobi" tomo posesión de su identidad diciendo que en vez de morir salio mal herido, desde ahí empezó a realizar acciones a nombre de él. Sin embargo, gracias a la investigación de Orochimaru, Kabuto Yakushi aprendido la verdad detrás del tiempo de Madara después de su batalla en el Valle del Fin y su muerte real, reviviendo al ninja para chantajear a Tobi.

Personalidad Editar

Madara es descrito por muchos como un hombre confiado y orgulloso, menospreciando a sus enemigos como a Ōnoki, tanto después de su resurrección y en el pasado, así como por no asustarse de los jutsus de Mei Terumī. Sin embargo, algunas veces alaba las habilidades de los demás, como las capacidades Mei y también a A y su Armadura de Elemento Rayo, también a Gaara y Ōnoki por su impresionante defensa, también les elogia por ser capaz de poner fin a su primer meteorito, así como elogiar a Naruto por contrarrestar su ataque de Elemento Madera. También tiene la costumbre de referirse a la lucha como "baile". Como un Uchiha, Madara posee un odio extremo y cruel hacia el clan Senju y Konoha, ya que es un descendiente del hermano mayor, el cual no fue aprobado para haber sido el sucesor del Sabio de los Seis Caminos. Este odio se agravó cuando el pueblo eligió a Hashirama Senju para ser Hokage en lugar de él. Madara admiró a Hashirama por su poder, pero en secreto todavía lo odiaba. Este odio lo dirigió a una vida dedicada a la venganza. Madara cree que todos los Uchiha están destinados a recorrer el mismo camino de venganza contra los Senju y Konoha. Esta maldición le llevó a oponerse a la tregua por temor a que su clan fuera oprimido por los Senju, y cuando Hashirama fue seleccionado para ser Hokage en lugar de Madara, se exilio de Konoha y trató de atacar a la aldea. Su enemistad contra Hashirama fue particularmente fuerte, pues va tan lejos como para prohibir a Ōnoki la mención de ese nombre en frente de él para siempre.

El Odio de Madara.


Al parecer, es un ser traicionero por naturaleza, ya que después de que la alianza con Iwagakure terminó, inmediatamente traicionó a Mū y Ōnoki, esperando que obedecieran a Konoha a partir de entonces (lo que justifica la cruda enemistad que tenia esas dos Naciones y Aldeas), y el Clan Uchiha cree que robó los ojos Izuna por la fuerza en busca del poder. También es una persona sanguinariamente amante de las batallas y guerras, al comentar que no había disfrutado de ver una escalofriante escena de sangre y guerra como la que el produjo por el meteoro matando a casi toda la Cuarta División durante la Cuarta Guerra Mundial Shinobi. En relación con esto, Madara goza de una lucha cruel, difícil y dijo que nada menos que los Cinco Kages en contra de él sería insuficiente. Madara es también muy atrevido cuando se trata de la batalla, se muestra en su asalto a lista de un pelotón completo de los ninjas al ser atacado, a pesar de estar gravemente en inferioridad numérica. Madara es también algo ostentoso, como se muestra en el uso de muchos jutsus de gran alcance con gran rapidez y sucesión, al mismo tiempo, expresó su satisfacción de haberlo hecho. Debido a los tiempos que vivió, Madara cree que es natural para los ninjas pasar toda su vida en la batalla. También piensa que el mundo no puede cambiar de lo que era en el pasado y cree que, como tal, la humanidad estaría mejor servido como esclavos y durmiendo tranquilamente en un Tsukuyomi Infinito. Madara ha sido descrito como hostil y agresivo por naturaleza, además de ser muy ambicioso, el último de los cuales fue visto durante su ascenso a la posición de líder del clan, así como su deseo de hacer su salida del clan superior de lo que Tobi decía era Madara gran amor por ellos. Madara también considera que las Bestias con Colas o Bijus, son solamente como nada más que masas de energía y herramientas muy carentes de inteligencia para pensar por sí mismos y, como tal, tienen que ser "guiados" por el Uchiha para conocer su propósito y cree que no son sino esclavos de los que tienen ojos benditos y poder absoluto. De pequeño Madara era más sensible y considerado, sentía un deseo de llegar a la paz y pensaba que para hacerlo solo había un modo, mostrar al enemigo los sentimientos que hay en su interior sin ocultar nada. Madara se enfadaba fácilmente con Hashirama debido a sus constantes cambios de humor y personalidad.

Apariencia Editar

Madara era un hombre alto, de tez blanca, pelo negro, que tenía un ligero tinte azul con él. Cuando era más joven, tenía el pelo largo hasta los hombros y llevaba el uniforme estándar del clan Uchiha: una gran camisa de cuello negro con la cresta del clan en la espalda, que Madara tiende a dejar un poco abierta, y pantalón azul con vendas alrededor de sus espinillas. Alrededor de su cintura, tenía un cinto que sujetaba una bolsa, presumiblemente contenía sus herramientas ninja. Durante los últimos años, se lo veía con el pelo crecido aún más y su banda fue reemplazado por un cinturón, adornado con las bolsas y varias armas. También llevaba otra faja atada sobre los hombros que se utiliza para mantener sus numerosas espadas. En la edad adulta, su pelo había crecido hasta la cintura con flequillo hasta los hombros enmarcando un lado de su rostro, cubriendo su ojo derecho completamente. Aunque todavía es relativamente joven, las arrugas más prominentes se habían desarrollado en cada uno de sus ojos. En la mayoría de los casos, su atuendo tomó la forma de la norma vestido de ninja de su época, que consiste en brillante armadura tradicional color rojo (similar a la del samurai ) usada sobre un traje negro simple. Esta armadura fue construida a partir de numerosas placas de metal, formados en múltiples dispositivos de protección a lo largo de su cuerpo, en particular: el pecho, la cintura, los hombros y los muslos. Inusualmente, su placa de pecho dejó a su espalda totalmente al descubierto, presumiblemente con el fin de mostrar mejor escudo de su clan. Esta ropa fue acompañado por las botas y los guantes, así como el protector de su aldea en la frente después de la tregua con el Clan Senju y fundar Konoha, pero esto fue descartado en su defección.

Cuando Madara fue revivido por Kabuto Yakushi, adquirió un aspecto juvenil a diferencia de cuando él había muerto de anciano. Durante su batalla con los cinco Kages, una réplica de la cara de Hashirama fue revelada a estar en el pecho del Uchiha. Después de la liberación de su contrato con la reencarnación del Mundo Impuro, las grietas en el cuerpo producidas a partir de su reencarnación desaparecieron. De niño Madara tenía el pelo mas corto, usaba un Kimono de color negro sujetado con un lazo blanco.


Plantilla:Infobox

Plantilla:InfoboxNacimiento: 24 de Diciembre

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.